Limpieza de cutis con punta de diamante con gorro y bata se estira uno en la camilla

Comienza el ritual con un rocío de agua esencial: desmaquillamos con espuma con vitamina C, tonificamos con agua de rosas, secamos, realizamos la exfoliación con la microdermoabrasión poniendo cabezales más suaves en el contorno de ojos y pómulos y no tan suaves en frente, nariz y barbilla.

Tonificamos con agua de rosas, aplicamos la mascarilla dependiendo del tipo de piel, para finalizar con un masaje drenante o tonificante con la mascarilla.

A continuación retiramos con agua, tonificamos con agua de rosas, ponemos un sérum en el contorno de ojos y crema o gel nutritiva o hidratante dependiendo el tipo de piel.

Consúltanos por Whatsapp