Limpiamos las manos con gel desinfectante, cortamos, limamos, aplicamos el removedor de cutículas para a continuación poner las manos en remojo en agua tibia 5 minutos.

Empujamos las cutículas con un palito de naranjo, cortamos la piel sobrante si se muerde las pieles, si no se las muerde las suavizamos  con un taco pulidor, ponemos color si así lo desea, aplicamos aceite de cutículas para finalizar con un masajito de manos con loción frutos del bosque.

Consúltanos por Whatsapp